20 abril 2008

Un barquito de papel

Un buen día empecé a dibujar el típico bodegón, cuyo principal protagonista era un antiguo exprimidor de limones; y poco a poco, lo que era mármol se fue transformando en mar y los azulejos en cielo... cientos de gavotas hacían sus acrobacias circenses, mientras un barquito de papel empezó a surgir de entre la bruma y la sal. Sorprendido me acordé de aquella canción infantil "había una vez, un barquito chiquitito..."

No hay comentarios: