19 junio 2008

paisaje manchego

La verdad es que en mi casa no pinto mucho. El mando de la tele no lo huelo ni por asomo; el sofá sólo lo puedo usar los domingos después de comer durante 5 minutos, coincidiendo con la hora del café; tengo derecho a pan reciente los fines de semana; etc. Es decir, vivo en un sinvivir. 

Después de haber desvelado mi situación, que pocas personas conocían hasta la fecha, os presento este cuadro que es de lo poco que he pintado en Madrid. Se trata de un paisaje manchego en mayo (porque en agosto el verde se convierte mágicamente en ocres y amarillos) Y para ser más concretos; es mi pueblo. Torrejoncillo del Rey, provincia de Cuenca.


No hay comentarios: