14 noviembre 2008

burricos

Hace tiempo que empecé a pintar este dibujillo (que lo saqué de una foto antiquísima) pero por una cosa u otra lo dejé apartado. Pero estos últimos días he vuelto a la carga. No con muchas fuerzas, porque he estado al borde mismo de la muerte; debido a un cruel constipado, el cual me ha obligado a acabar con todas las reservas de clínex de la elipa y cercanías. Pero gracias a una fuerza sobre natural y a los consejos de la peli "poltergeist" fui capaz de reponerme e ir hacia la luz.

En fin. Os presento a mi abuelo y a su coleguilla montados en sus respectivos burros. Intercambiándose un cazo y una bota de vino, mientras los mozos del pueblo les observan. ¡Cagüen la minga, copín! 
POSDATAS Y D+: puede que retoque las caras; creo que no me han quedado muy allá

No hay comentarios: