30 agosto 2009

Ana y myriam

Hoy no es un domingo más. Es el último día de vacaciones y el comienzo del sufrimiento laboral. Acaba el verano y da comienzo al triste y frio invierno. Y estando en estado de depresión... ¡¡¡ voy y elijo este dibujito tan fiestero !!! Debe ser que aún quedan vestigios de la fiesta sorpresa a mi hermana; porque otra razón no hay.

Y tras esta breve introducción pasaré a explicar la empresa. Se trata de una especie de caricaturas que les hice a Ana y a Myriam, para su fiesta de cumpleaños. Y modéstamente tengo que reconocer que, bueno, no se parecen en nada. En el blanco de los ojos en todo caso; pero como encima se me ocurrió pintarlas con los ojos cerrados... pues lo dicho: EN NADA. Y ahora que lo pienso, no hubo ni gorrillos de cumpleaños, ni globlos, ni confeti...

No hay comentarios: