25 abril 2010

el olmo

Os daré un consejo. El consejo del domingo: Nunca habléis con un árbol. Y si lo hacéis, tened mucho cuidado; no vaya a ser que os confundáis entre, por ejemplo, un olmo y un peral. Son muy sensibles y tienen muy mala leche...


No hay comentarios: