06 septiembre 2010

otra de frutas...

Hacía mucho que no publicaba historias basadas en hechos reales. Ésta le ocurrió a una vecina que, traumatizada por lo sucedido, tuvo que cambiarse de ciudad. Desde estas humildes líneas: Saludos, vecina.


No hay comentarios: