14 julio 2012

Retratos de una bombilla

Hace unos días en el curro, me encargaron retratar a una bombilla. A primera vista, me parecía un tema sencillo; una bombilla es una bombilla, me dije. Pero no. Se trataba de una de esas incandescentes. Con un filamento interno de tungsteno que iluminaba al calentarse, y emitía una luz amarillenta y cálida. Vamos, una bombilla de toda la vida. El problema radicaba, en que no paraba de estarse quieta. Siempre balanceándose de derecha a izquierda, hacía adelante y atrás. Todo un reto personal. Ahí os dejo el resultado.

……………………………………………………………



No hay comentarios: