11 enero 2013

El peor chiste de la semana

Para alegrar el día (que ha sido un poco denso) os presento: El peor chiste de la semana… Prefiero no acordarme de dónde lo he sacado. ¿Para qué? ¿Para meter el dedo en la llaga? Puede que me lo haya mandado alguien por email o puede que lo encontrara accidentalmente en google. ¡Quién sabe!  

Y ya metidos en chistes os contaré su origen: Se llamaban así a las historietas subidas de tono contadas entre cuchicheos, para evitar el sonrojo del sexo opuesto. Dicha palabra deriva del verbo chistar, que en su origen significaba "hablar en voz baja" o "emitir un sonido con intención de hablar"; y es una onomatopeya proveniente del sonido chis usado para llamar a alguien o imponer silencio. (Fuente: RAE y elcastellano.org)









No hay comentarios: