22 marzo 2014

El naufragio versión El Retiro

Para muchos de vosotros, seguro que este cuadro os traerá algún que otro recuerdo.

Hace unos diez años me presenté a un concurso de pintura rápida en El Retiro. Aunque pinté uno de los peores cuadros de mi vida, fue un gran día por muchos motivos. Uno de ellos, que vinieron muchos de mis amigos a verme y sobre todo a darme ánimos y sugerencias.

De entre todos debo destacar a dos. El primero a Rober, quien me acompañó desde primera hora de la mañana —estamos hablando de un sábado a las 8:00 h. A.M.— y me aconsejó pintar algo que no fuera el Lago. La historia es mucho más larga, pero he decidido resumirla.

Al segundo que debería mencionar es a Álvaro, quien me ayudó a terminar de componer la historia; puesto que al principio, era sólo una mancha azul con una barcaza verde. Y fue él quien me hizo ver que faltaba un faro o una ballena naranja.

Además de Rober y Álvaro, tendría que mencionar a todos los demás que vinieron a verme: Carlos, Miki, Abraham, Belén, Héctor, Marimar, mi hermana y mi madre…









No hay comentarios: