25 mayo 2015

Rebeca

Después de tanto tiempo sin colgar ningún dibujillo (porque el de ayer no cuenta), hoy quiero estrenar el blog con el retrato de una de las personas más grandes —metafóricamente hablando— que he conocido nunca. Podría tirarme horas y horas contando todo lo que me ha enamorado de ella, pero tampoco os quiero aburrir con ello. Así es que simplemente os presento a Rebeca…




No hay comentarios: